You are here
Home > Internacional > Deportan a inmigrante, no le permitieron ni despedirse de sus hijos menores

Deportan a inmigrante, no le permitieron ni despedirse de sus hijos menores

Una madre de Michigan sin antecedentes penales fue deportada a Albania sin que se le haya ofrecido la oportunidad de despedirse de sus tres hijos y esposo, informaron sus familiares.

Mientras un vocero del Servicio de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos dijo que el ICE notificó a los miembros de la familia la inminente partida de Cile Precetaj desde hace 10 días.

Sin embargo Pete Gojca, esposo de Cile, dijo que no supo que fue deportada hasta las 04:00 h del jueves, cuando lo llamó desde Alemania diciéndole que estaba en camino a Albania con dos agentes de ICE.

“Mis hijos están devastados. No pueden dejar de llorar “, dijo Gojcaj. “Mis hijos están traumatizados. Subieron al autobús llorando”, agregó.

El vocero de ICE, Khallid Walls, aseguró el jueves que la familia fue notificada “varios días antes de su inminente partida”.

Pero la familia sostiene que nunca se les dio una fecha de deportación, ni ninguna información definitiva sobre si sería deportada y cuándo. “Todo lo que sucedió”, dijo el esposo, “fue hace 10 días que recibió una llamada de ICE diciéndole que empacara la maleta de Cile y la llevara a la sede del ICE en Detroit.

Pete Gojcaj contó que hizo lo que le indicaron (sus hijos ayudaron a empacar la maleta), pero no tenían idea de cuándo se la llevarían. Cile lo llamó periódicamente del condado de Calhoun, donde fue encarcelada durante su lucha legal contra la deportación. Él y los niños esperaron y rezaron, dijo, esperando un milagro.

El jueves a las 04:00 h, la llamada telefónica desde Alemania despejó cualquier confusión. Cile se había ido.

Cile le contó a Gojcaj que cinco agentes de ICE la recogieron en la cárcel del condado de Calhoun el miércoles, la esposaron y la llevaron a Detroit para prepararla para su expulsión de los Estados Unidos. Su esposa le dijo que los agentes de ICE le advirtieron que no hiciera un escándalo.

Cile Precetaj, una inmigrante albanesa, fue una de más de una docena de madres encerradas en la cárcel del condado de Calhoun a la espera de su deportación. Todas tienen hijos nacidos en Estados Unidos.

Precetaj, de 46 años, ha solicitado asilo en los EE. UU. desde el año 2000 y no tiene antecedentes penales. Fue salvada de la deportación en 2014 por una orden ejecutiva, pero fue arrestada el 26 de abril durante una visita mensual de rutina a la oficina de ICE en Detroit.

Sus tres hijos, de 8, 10 y 16 años, viven con su padre Pete, un inmigrante yugoslavo que ha vivido en los EE. UU. durante 30 años y es dueño de un restaurante.

Deja un comentario

Top